Nanotubos para multiplicar por 10 la autonomía de las baterías


Un equipo de investigadores de la Universidad de Stanford, dirigidos por el profesor Yi Cui han desarrollado una tecnología que puede aumentar la autonomía de las baterías por 10 veces. Para lograrlo, han modificado el ánodo de las baterías recargables de ion-litio.

Este nuevo tipo de ánodo no utiliza grafito, sino nano-filamentos de silicio, en que el litio es almacenado en una maraña de estos nano-filamentos, capaces de inflarse hasta cuatro veces cuando absorben el litio. En las baterías convencionales, la cantidad de carga, en forma de litio, que puede almacenar el nodo de grafito está limitada y se expande y contrae al cargarse y descargarse, lo que afecta al rendimiento de la batería.

Esperemos que este nuevo desarrollo llegue pronto a nuestros hogares y podamos irnos de viaje una semana sin pensar en llevar una mochila a parte para transportar los cargadores de todos los aparatos electrónicos.