Ingenieros rusos crean un blindaje líquido formado por nanopartículas


Parece que el T-1000, el malo de Terminator II está un pasito más cerca de nosotros, y es que un equipo de ingenieros rusos acaba de sacar a la luz un protector líquido formado por un gel de nanopartículas sólidas y un líquido de relleno qeu puede actuar como blindaje.

Lo curioso es que a diferencia de lo que estamos acostumbrados, se mantiene flexible y sin apenas añadir peso hasta que un impacto lo sacude: entonces, las nanopartículas se unen, en menos de un milisegundo, evitando que el proyectil o el fragmento penetre en capas más profundas.

La idea de proteger el cuerpo con el blindaje líquido será de vital importancia en las extremidades, normalmente desprotegidas, ya que utilizar un antibalas actual en estas zonas cargaría demasiado peso a los soldados.

Este revolucionario blindaje resulta eficiente protección contra la mayor parte de los tipos de proyectiles y explosivos existentes y pese a parecer un desarrollo extraído de una película de ciencia ficción, en verano de 2007 ya se comenzará a aplicar en vehículos.

Fuente: Tendencias21