Construyen el primer nanomotor térmico del mundo


Investigadores de la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB) y del Consejo Superior de Investigaciones Cinetíficas (CSIC) han construido el primer nanomotor térmico del mundo, que se mueve por diferencias de temperatura.

Se trata de un nanotubo de carbono capaz de desplazar cargas y de girar como un motor convencional, pero que es mil veces más pequeño que el ojo de una aguja.

Este nanomotor térmico funciona por diferencias de temperatura que permiten hacer que los objetos se muevan por un espacio o bien roten sobre su propio eje y abre las puertas a la creación de nuevos dispositivos nanométricos capaces de realizar tareas mecánicas, con aplicaciones futuras en ámbitos como la biomedicina a los nuevos materiales.

Según Riccardo Rurali, investigador del Departamento de Ingeniería Electrónica de la UAB, se ha demostrado que en una nanoescala “se puede desplazar un objeto pequeño pero no sencilla ni mecánica ni eléctricamente”.